Como combatir la ansiedad por comer. Estrategias efectivas

¿Cómo combatir la ansiedad por comer?

como combatir la ansiedad

Si tienes sobrepeso o lo has tenido podrás estar conmigo que lo más difícil de una dieta es controlar esas ganas por comer de forma compulsiva, esa sensación que se tiene constantemente en el cerebro de que la comida “te llama”, tiene nombre y se llama Ansiedad. También sucede, por ejemplo, que llevando ya hecho varios días de dieta, por alguna razón te la saltas y ¿cómo podremos combatir la ansiedad por comer? Pues lo más normal es seguir comiendo (pues ya la dieta se ha echado a perder) y auto proponernos que la reiniciaremos el próximo lunes ¿te suena? Así vamos acumulando pequeñas frustraciones y aumentando nuestra ansiedad porque no hay manera de adelgazar.

More...

Cada lunes, o muchos lunes de año volvemos a iniciar la dieta, sin mucho éxito la mayoría de las veces.

Como ves la ansiedad es un estado emocional que empieza afectando a nuestra mente pero también puede tener repercusiones sobre otros partes del cuerpo y producir: dolor de estómago, de cabeza, diarreas, taquicardias, etc. La ansiedad se calma de forma pasajera y puntal pero eficazmente: comiendo

¿Qué nos provoca esta ansiedad por comer?

  • El cortisol, es una hormona que se libera como respuesta al estrés, de manera que cuando nos forzarnos demasiado por falta de sueño, mala alimentación o comer deprisa,  aumentamos su concentración en nuestro cuerpo, lo que provoca un estado de liberación de cortisol crónica.
como reducir la ansiedad por comer

Cómo combatir la ansiedad por comer. Descubre las estrategias.

  • Muévete cuando tengas ansiedad por comer.
  • Reduce los niveles de cortisol

Si queremos controlar nuestros niveles de ansiedad y estrés lo mejor que podemos hacer es bajar los niveles de cortisol en sangre y esto se consigue realizando algo de ejercicio, resultando un calmante infalible porque nos quita tensión dejando escapar al estrés. Es una manera de decirle al cuerpo que nos estamos alejando del estrés.

Si estamos en el trabajo y para no dar la nota haciendo flexiones al lado de tu mesa, puedes subir y bajar escaleras, salir a dar una vuelta a la manzana o incluso haciendo unas cuantas sentadillas, discretamente. El hecho de caminar 20 minutos a buen ritmo 3 veces por semana es suficiente para bajar un 15% los niveles de la hormona.

  • Restringe la cafeína. Apúntate al café descafeinado.

La suma de ansiedad más cafeína es una mezcla explosiva que hace que los niveles de cortisol se disparen  y también el estrés. En un estudio realizado por la Universidad de Oklahoma, se comprobó que consumiendo el equivalente a 2 tazas y media y 3 tazas de café mientras las personas estaban bajo un estrés leve, su nivel de cortisol aumentó en un 25%, y se mantuvo así durante 3 horas.

Cuando los sujetos del estudio tomaron 600 mg de cafeína (el equivalente a 6 tazas) a lo largo de todo el día, el cortisol aumentó en un 30% y se mantuvo alto durante todo el día.

  • Dormir bien para combatir la ansiedad

La forma más eficaz para reducir el estrés es cerrar los ojos.

como reducir la ansiedad por comer


Los sistemas neuronales que controlan el sueño y la alimentación en los mamíferos están interconectados, de modo que la falta de sueño hace que tengamos ganas de comer y el hambre quita las ganas de dormir. Un estudio de la Universidad de Chicago demostró que dormir un promedio de 6 horas y media cada noche puede aumentar el nivel de cortisol, con ello el apetito y después, lógicamente  el aumento de peso.

Pero también otro estudio realizado por un grupo de investigadores de la Universidad de California en Berkeley, y publicado en la revista Nature Communications concluye que la privación de horas de sueño causa cambios en el cerebro que estimulan el deseo por comer alimentos ricos en calorías, sin un aumento real de la demanda metabólica o del hambre por parte del organismo.

Se puede concluir que la falta de un sueño de buena calidad parece tener un impacto en los impulsores fisiológicos del equilibrio energético: el apetito, el hambre y el gasto energético. Además, la privación de sueño tiene un efecto negativo en la capacidad del organismo de administrar la glucosa y puede aumentar el riesgo de padecer diabetes de tipo 2.

Se recomienda dormir de 7 a 9 horas para evitar situaciones de estrés y ansiedad.

Garcinia Cambogia Oferta

Web Analytics
>